Discapacitados al volante


Para una persona con discapacidad, el coche es casi imprescindible. Puede conducir como tú o como yo. Si una persona se acostumbra a utilizar una palanca como acelerador y freno en lugar de dos pedales, no significa que no esté capacitada para conducir, sino que ha aprendido a manejar con mecanismos diferentes.

Lo anterior, es el punto de partida para trabajar en el diseño, desarrollo y adaptación de las diversas herramientas de conducción en los vehículos para personas con movilidad reducida.

Una vez elegido el vehículo, dependiendo del tipo de discapacidad, el automóvil debe ser adaptado a la discapacidad que cada usuario presenta, siendo ésta una de las etapas más complicadas de implementar, pero no imposible de resolver. Casi cualquier coche del mercado puede adaptarse.

Las adaptaciones para la conducción son todo un mundo. Las hay electrónicas o mecánicas, más caras o más baratas, con el acelerador en el volante, o en un lateral, con cambio automático o con embrague (automático), telecomandos, pomos al volante, inversores, conducción desde la propia silla… Todo es cuestión de preferencias, necesidades y bolsillos

Adaptación de vehículos para discapacitadosEs importante resaltar que la modificación de un automóvil debe hacerse con un especialista para evitar problemas, en Álvarez Carrozados, nos encargamos de todo: adaptamos el vehículo, conseguimos las homologaciones, pasamos la ITV y lo entregamos”, sin ninguna preocupación para usted.

Deja un comentario